Luis Pardo

 

 

La obra artística de Luís Pardo nos llena de las canciones del mar frente al que nos sitúa, haciéndonos bailar con sus cadencias, mostrándonos la belleza y la grandiosidad de la vida frente a las incertidumbres del ser humano.
Sus trabajos terminan situándonos en el límite, en la difusa línea que separa el principio y el fin de todas las historias jamás narradas. Son marinas que nos hablan de algo que nace y de todo lo que muere: lo que desaparece a cada golpe de mar embravecido, lo que resurge en sus brazos, dejándose llevar por las caricias y las espumas del caprichoso gran azul. Como resumir la vida entera en un intenso oleaje. Si definimos la belleza como aquella cualidad
que provoca un placer intenso a nuestra mente, como una fuente que nace de la experiencia señorial, podremos definir estos trabajos como bellos: sin duda, pura belleza.
                                                                    D. David Guillén Domínguez Redacción Revistart.